.et-fb-button-group.et-fb-button-group--save-changes .et-fb-button--quick-actions, .et-fb-button-group.et-fb-button-group--save-changes .et-fb-button--help { display: none !important; }

CÓMO AFECTA LA EXPOSICIÓN AL SOL – CLORO – SAL DEL MAR

FORMAS DE PREVENIR EL DAÑO A TU CABELLO Y CUERO CABELLUDO

Una de las zonas más expuestas al sol es la cabeza. Debemos tener en cuenta que una exposición moderada al sol es beneficiosa ya que fortalece el pelo y estimula la síntesis de vitamina D, que es fundamental para que el cabello absorba el calcio, asimile nutrientes esenciales y así crezca más fuerte y sano. Pero una exposición demasiado prolongada, hace que el pelo se queme y se debilite.

La radiación UV y la exposición a la luz contribuyen a un envejecimiento acelerado, produciendo  cambios biológicos en el folículo y en la fibra capilar.  Estos efectos, algunos de desgaste y pérdida de rigidez del folículo, van ralentizando el crecimiento del cabello, reducen su diámetro y producen un envejecimiento del cuero cabelludo, pudiendo aparecer diversas patologías.

Al igual que el cuerpo, el cabello también sufre por las altas temperaturas, ya que debido a la deshidratación se reseca, se vuelve poroso, quebradizo, encrespado, se parten las puntas, pierde color …

Las altas concentraciones de cloro en la piscina, la sudoración y la alta salinidad del agua del mar, también son factores perjudiciales que pueden dejar un cabello apagado, seco y deshidratado.

 

EFECTOS DE LA RADIACIÓN ULTRAVIOLETA

SOBRE EL CABELLO Y CUERO CABELLUDO

  • ALOPECIA

 

  • DIVERSAS ENFERMEDADES DEL CUERO CABELLUDO. Pérdida de su protección natural como consecuencia de la disminución gradual de la densidad del cabello, irritación, descamación …

 

  • La exposición al sol provoca un estrés oxidativo que acelera la reducción del diámetro del folículo y el envejecimiento de la unidad pigmentaria, con incapacidad de pigmentar el tallo piloso y produciendo el cabello canoso. La pigmentación del pelo se degrada afectando en el efecto fotoprotector que proporciona al cabello.

 

  • Los agentes químicos de los tintes, pueden potenciar el daño a la cutícula del pelo.

 

ALOPECIA ANDROGENÉTICA

EFECTOS DE LA RADIACIÓN ULTRAVIOLETA

 

  • FOTOENVEJECIMIENTO DEL TALLO PILOSO

Incremento de la porosidad de la fibra o tallo piloso, pérdida de fuerza mecánica y endurecimiento de la superficie.

 

  • PATOLOGÍA DE LA AGA

Inflamación folicular microscópica que produce fibrosis perifolicular e impide la regeneración de los folículos.

 

  • EFLUVIO TELOGÉNICO

Alteración del crecimiento del pelo que se manifiesta con una caída difusa, 3 o 4 meses después de la exposición excesiva a los rayos solares. Debido al fotoenvejecimiento del pelo, hace que este sea cada vez más fino y quebradizo.

 

  • MICROINFLAMACIÓN FOLICULAR

Inflamación alrededor del folículo en la parte superior que origina una lesión oxidativa del tejido, pudiendo llegar a causar una alopecia permanente.

 

ALTERACIONES DEL CUERO CABELLUDO DEBIDO A

LA ACCIÓN DE LOS RAYOS SOLARES

 

  • FOTOCARCINOGÉNESIS

Desarrollo de cáncer de piel.

 

  • QUERATOSIS ACTÍNICA

Lesión epidérmica precancerosa.

 

  • ELASTOSIS SOLAR DEL CUERO CABELLUDO

Pérdida de elasticidad, piel gruesa y amarillenta con arrugas profundas.

 

  • DERMATOSIS PUSTULOSA EROSIVA DEL CUERO CABELLUDO

Pústulas crónicas y extensas que acaban formando erosión y alopecia cicatrizante.

 

  • ENROJECIMIENTO DEL CUERO CABELLUDO

Cuero cabelludo rojo difuso que produce picor y quemazón, además de vasos sanguíneos dilatados.

CÓMO PREPARAR Y PROTEGER TU CABELLO Y CUERO CABELLUDO PARA EVITAR DAÑOS

CLORO DE LA PISCINA                                

Utilizar un gorro de piscina o lavarse el cabello con agua dulce después de cada baño.

De esta forma evitaremos que se dañe la cutícula, que el pelo se vuelva más poroso y que como consecuencia, sobre todo en personas que se hayan hecho algún tipo de decoloración o tinte, sufran cambios de tonalidad en el cabello.

AGUA DEL MAR

La alta salinidad puede dañar la estructura química del cabello y la cutícula, ya que la sal, impide una adecuada hidratación del tallo y provoca que la fibra capilar se reseque.

Es importante lavarse el cabello con agua dulce  después del baño y evitar la exposición al sol por un tiempo prolongado.

SUDORACIÓN

El exceso de sudoración producido por el calor, provoca que el cuero cabelludo se reseque y como consecuencia, los folículos se vuelven más frágiles y quebradizos.

MEDIDAS GENERALES A TENER EN CUENTA

Ante todo, es muy importante no dañar la fibra capilar y para ello, hay que evitar utilizar planchas y secadores de pelo. En caso de utilizarlos, se recomienda usar protectores térmicos. Hay que mantener una correcta hidratación tanto de la fibra capilar, como del cuero cabelludo.

Utilizar protectores solares y otros protectores tales como gorro de piscina, gorra, sombrero, pañuelo, sombrilla  … para protegerse directamente de los rayos UV, cloro … y evitar las horas más intensas de exposición solar, ya que de 12 a 16 horas, es cuando la radiación es más intensa.

Llevar a cabo una alimentación equilibrada incorporando alimentos antioxidantes, ácidos grasos, alimentos ricos en vitamina E, carotenos  y mucha hidratación.

No cuidar el cabello y cuero cabelludo de forma cotidiana, tanto en el lavado como en la exposición a agentes externos, hará que poco a poco se debilite y acabe produciendo la caída del cabello siendo esta, en ocasiones,  definitiva.

Es importante dedicar de forma habitual, un tiempo al cuidado del cabello y del cuero cabelludo para tener una óptima salud y evitar problemas que acaban siendo crónicos o excesivamente molestos.

Bibliografía

Montagna Tricología. Enfermedades del folículo pilosebáceo.

Abrir chat
Días laborables de Lunes a Viernes de 9 a 13 y 15 a 17:30 hrs